Hermanas de los Pobres

de Santa Catalina de Siena

Savinianas

Nos llamamos Hermanas y nuestro hermano es Jesús en la persona de nuestros pobres, vivimos el espíritu de familia manifestado en la caridad mutua” (Savina Petrilli). Nuestra misión en la Iglesia es llevar a Dios a hermanos y hermanas, a los más necesitados, ya sean pobres material, física o incluso moral y espiritualmente, para promoverlos y evangelizarlos.

Somos la Familia Saviniana nacida de la intensa vida espiritual y humana de Savina Petrilli. Una joven sienesa, de una familia pobre en medios, pero rica en valores humanos y cristianos. Enamorada de Jesús siguiendo el ejemplo de Catalina de Siena, Savina elige dedicarse, sobre todo, a los pobres para ayudarlos y amarlos sin medida y sin recompensa. Su amor por los necesitados se reflejó en la fundación de la Congregación de las Hermanas de los Pobres de Santa Catalina de Siena. 

A imitación de nuestra protectora, Santa Catalina de Siena, “el amor sin medida”, en la lógica del Crucificado, nos impulsa a ver en cada situación de miseria una pobreza a la que hay que socorrer, un sufrimiento que hay que aliviar. Para cada hija de Savina quien sufre es un hermano, una hermana, del cual hacerse cargo.

María Inmaculada es la Madre de nuestros orígenes. En nombre de su “magisterio” vivimos la vida cotidiana con un estilo sencillo, dialogal y hospitalario, que nos capacita para ofrecer a nuestros contemporáneos una convivencia humanizadora y cristiana.

Somos las Hermanas de los Pobres a quienes el Señor ha confiado la misión de llevar y testimoniar a Dios en todas partes, testimoniando y comunicando su amor sin reserva, el único tesoro que no perece.

¿Nuestro lema? “¡Todo es poco por Jesús”!

Nuestro Nombre

Hermanas

Mujeres convocadas por Dios a vivir como Hermanas, en una familia de predilección, una familia abierta a la acogida, a la disponibilidad, a la gratuidad. En ella hay quienes oran, quienes enseñan, quienes cuidan a los enfermos, quienes consuelan a los ancianos y quienes señalan a los jóvenes el sentido de la vida y todas son sólo un corazón y una sola alma.

de los pobres

Nos hemos convertido en tales para beneficiar a nuestros hermanos y hermanas pobres y, a través de la caridad, comunicarles a Dios. Nada debe dar al prójimo, quien no puede darle a Dios. Por lo tanto, dedicamos nuestra predilección, nuestro corazón y nuestras obras en particular a los pobres. En ellos veremos a nuestro Esposo oculto.

de Santa Catalina de Siena

“Ve, ve con Santa Catalina, camina sobre sus huellas y sigue sus ejemplos”.

La invitación del Papa Pío IX coincide con el sueño de Savina. De la santa de Siena aprenderá a amar al crucificado, a la Eucaristía, a la Iglesia y a los pobres.

La beata Savina Petrilli confía la familia religiosa, que ella fundó, a la protección de Santa Catalina de Siena.

Gobierno general

Madre Liliana

General

Sr. Daisy

Vicaria General

Hna. Franca

II Consejera

Hna.Maria José

III Consejera

Hna. Lorina

IV Consejera

Hna. Cecilia

Secretaria

Hna. Maria Antônia

Gerencia Administrativa