Hermanas de los Pobres

de Santa Catalina de Siena

La Misión Evangelizadora de la Comunicación

Inaugurazione dell'Ufficio di Comunicazione

Queridas Hermanas, queridos colaboradores y amigos
Con inmensa alegría inauguramos hoy nuestra nueva Oficina de Comunicación, un paso no sólo simbólico sino profundamente significativo que nuestra familia religiosa cumple en este Año Jubilar. En este día especial, en el que celebramos la memoria de santa Catalina de Siena, nuestra patrona y extraordinaria comunicadora de su tiempo, sentimos que revivimos la pequeña imprenta establecida en tiempos de Savina, en la Casa Madre en Siena.

En este nuevo capítulo de nuestra historia, queremos continuar el legado y la huella dejados por nuestra querida Madre Fundadora, siguiendo “comunicando bien, el Bien”. Con la apertura de esta oficina, nos esforzamos por ser instrumentos de comunión y compartir, tejiendo lazos más estrechos dentro de nuestra familia y más allá.
Este Departamento de Comunicación es un lugar donde nuestra misión toma forma, donde nuestros valores e identidad se expresan y comparten con el mundo. Es una invitación a todas nosotras hermanas a ser testigos, apóstoles, comunicadoras del Bien a través de nuestra palabra y nuestra vida, inspiradas por la visión y el coraje de las mujeres que nos precedieron: Santa Catalina de Siena y la Beata Savina.

Por eso, con confianza en el futuro y gratitud por el pasado, nos comprometemos en este nuevo camino para nuestra familia, conscientes de la importancia de la comunicación como herramienta de crecimiento espiritual y transformación social. 

Será un desafío, pero un constante descubrimiento y trabajo en la búsqueda de sumar nuestros talentos y dedicación para la realización de esta visión compartida: “comunicar el Bien”.

Savina Petrilli nos enseñó que la comunicación es el corazón palpitante de toda comunidad, que a través de ella podemos tender puentes de comprensión y solidaridad. Nos recuerda la importancia de hablar poco y sólo de cosas buenas para alimentar el alma y el espíritu de la belleza a través de palabras buenas y sanas, ya sean escritas o ilustradas.

Deseo expresar mi profundo agradecimiento al Prof. Massimo Ilardo, que con su experiencia y dedicación ha iluminado la formación de nuestras hermanas destinadas a esta misión específica, ofreciendo una valiosa brújula en la compleja navegación del mundo de la comunicación.

A las hermanas que trabajan directamente en esta oficina en la puesta en marcha de una comunicación que encarna los valores y la identidad de nuestra familia saviniana, ¡como un mandato de salir a evangelizar para una buena misión!

No puedo dejar de agradecer a todas las hermanas Enviadas Especiales de esta oficina que colaboran, aportando su valioso apoyo y contribución.
Gracias a todos por estar hoy aquí. A las hermanas presentes les dirijo este pensamiento: Juntas podemos marcar la diferencia y dejar una huella significativa en el mundo.

En conclusión, esta oficina de comunicación no es sólo un espacio físico, sino un símbolo de nuestro compromiso de promover una comunicación auténtica, integradora y transformadora. Con la gracia de Dios y el apoyo de todos ustedes, confío en que lograremos grandes cosas afirmando nuestra identidad y difundiendo nuestro mensaje de bondad y esperanza al mundo necesitado. Gracias.

Picture of Madre Liliana Quesada Dorado
Madre Liliana Quesada Dorado

Superiora General