Hermanas de los Pobres

de Santa Catalina de Siena

Del reconocimiento a la esperanza: una alabanza de gratitud por el 2023 vivido

Es tiempo de exhalar el perfume de la gratitud.

Bendice al Señor, alma mía” (Salmo 104). Este anhelo hace resonar en nuestro corazón un canto al Señor por todas las maravillas realizadas en nuestra vida durante el año 2023. Es momento de reconocer la grandeza del amor de Dios y elevar nuestra gratitud por los eventos vividos. Es el momento de hacer nacer en nuestros corazones los sentimientos más hermosos, ya sea la alegría por los resultados positivos de nuestra vida y misión que han suscitado fraternidad y compartir, como también por los desafíos que han hecho crecer nuestra fe y percibir la luz que hace renacer la esperanza, en la certeza de que el Señor es presencia permanente y fuente de vida. 

Te alabamos, Dios, por las maravillas que has realizado en nosotros, a través de las bendiciones recibidas, los sueños realizados, las metas alcanzadas, las experiencias vividas con tanta intensidad. 

El reconocimiento de nuestra pequeñez frente a tu generosidad nos invita a ser el perfume de la gratitud, siguiendo el ejemplo de la Virgen María, quien con su sí exhaló la esencia divina que habitaba en ella, dejándonos el ejemplo de un servicio gratuito realizado con amor, en el silencio de un corazón que adora.

Este tiempo sagrado genera en nosotros alegría y gratitud por el testimonio de santidad de nuestra Fundadora, Madre Savina Petrilli, quien a través de una ofrenda de vida se permitió soñar los sueños de Dios, abrazando un carisma que ahora se extiende a tantos lugares y personas. Que el perfume de gratitud que hoy se esparce en nuestra Familia Religiosa, a través de las celebraciones del Año Jubilar Saviniano, alcance a nuestros familiares, amigos, destinatarios de nuestra misión y tantas personas que junto a nosotros continúan dando vida a la historia que Madre Savina inició.

Que el reconocimiento de la generosidad de Dios en nuestra vida nos impulse a llevar en nuestros corazones los sentimientos más nobles, ofreciendo nuestras oraciones y exhalando el perfume de la gratitud por los pequeños gestos de generosidad recibidos de tantas formas y maneras. Cuánta vida celebrada, cuánto compartimos; el tiempo pasa y lo que permanece es el amor compartido. Agradecemos al Señor por el año 2023 y confiamos en Él para el 2024 que viene. Feliz año nuevo a toda la familia saviniana.

Hna. Eliane Santos