Hermanas de los Pobres

de Santa Catalina de Siena

Comunicar: un estilo saviniano

¿Comunicar el Bien de manera efectiva es el nuevo desafío de hoy?

Esta es la pregunta que nos empuja a abrir el nuevo sitio web oficial de la Congregación, con la participación de muchas Hermanas de los Pobres, para compartir el carisma de la Madre Savina también a través del mundo digital.

Para este proceso de búsqueda de un estilo propio de comunicación, el Gobierno General de la Congregación quiso preparar un grupo específico de Hermanas. Para ello, se realizó un curso intensivo de comunicación en la Casa Generalicia con la colaboración de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz.

Al final del curso y después de una discusión con los participantes, la Madre estableció la Oficina de Comunicación Saviniana compuesta por algunas hermanas y dió la tarea a un “gerente temporal de comunicación”, el Dr. Massimo Ilardo, para seguirlas y acompañarlas en un curso de capacitación, para llevar a cabo el proyecto de Comunicación Integrada de la Congregación.

 Los objetivos a corto plazo incluyen:

  • La evolución del grupo al equipo de comunicación, capaz de constituir una “redacción”;
  • El restyling del sitio web oficial de la Congregación Saviniana.

Para lograr estos objetivos, se han planificado reuniones de capacitación con las hermanas de la Oficina de Comunicación, que tienen lugar cada mes en la Casa Generalicia para apoyar la competitividad del mundo digital y la comunicación.

Encarnar el Carisma cada día en la vida cotidiana y comunicarlo al mundo, compartiendo la alegría de estar en la Iglesia, hermanas para todos: este es el desafío que impulsa hoy a toda la Congregación de comunicar su propio estilo saviniano, sabiendo distinguirse por su identidad.

Esta iniciativa tiene un significado particular para toda la Institución: continuar lo que la Madre Savina Petrilli, la gran “Comunicadora”, ya había comenzado en su tiempo: educar e instruir a las personas que la rodeaban, de hecho, había fundado en la Casa Madre de Siena, en 1901, una “tipografía” y, en consecuencia, el periódico titulado: “La Voz de la Caridad”. Porque quería acercar la vida del Instituto a todos, pero sobre todo dar la oportunidad a los lugareños de leer algo positivo.

En el mundo tecnológicamente avanzado de hoy, con una vorágine continua de información y desinformación, las hijas de Savina quieren continuar con el mismo espíritu de comunicación para hacer llegar el mensaje de Dios a todos, con el objetivo de glorificar a Dios y salvar almas.

Las Hermanas de los Pobres desean llegar al corazón de la gente, con un mensaje de fe, esperanza y vida, para ayudar a todos no sólo a buscar, sino sobre todo a encontrar a Dios.

 

                                             Hna. Sunitha, SdP