Hermanas de los Pobres

de Santa Catalina de Siena

Apertura oficial del Jubileo Saviniano

Con la celebración de los 100 años de la muerte de la Beata Savina, se abre oficialmente el Jubileo Saviniano 2023/24. 

Hoy se cumplen 100 años de Pascua, del nacimiento en el cielo de Madre Savina, y el próximo 24 de abril, 35 años de su beatificación. 

Este año tendremos otros aniversarios importantes: el 8 de diciembre, 150 años de la concepción como SdP en la casa Petrilli, y luego de 9 meses de madura gestación, el 7 de septiembre el nacimiento oficial en el seno consagrado de la iglesia. Son fechas muy conmovedoras para el corazón de cada SdP y es precisamente por eso que iniciamos este tiempo del Jubileo Saviniano en el que podremos profundizar nuestro carisma y su actualización, a través de las renovadas oportunidades de investigación, estudio y puesta en común. 

Oportunidades, pues, que son también y sobre todo unión de intenciones y deseos que se arraigan en la escucha de la Palabra de Dios y en la experiencia evangélica de nuestra fundadora: ejemplo de vida y estímulo para ofrecernos con generosidad y fidelidad. 

Así de desbordante será este año gracia que podrá abrazar a todos y ser un don para todos aquellos que, directa o indirectamente, entren en contacto con nuestra familia religiosa. ¿Cómo expresar todo esto? Su santidad, el Papa Francisco, en su audiencia con los Superiores Mayores nos dijo reflexionando sobre las mujeres que buscan a Jesús en el sepulcro:

Su actitud nos recuerda que si tenemos la valentía de «volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio, surgirán nuevos caminos, métodos creativos, otras formas de expresión… palabras llenas de sentido renovado para el mundo de hoy». (…) “Id siempre con ánimo, buscad al Señor, lo que nos dice hoy; no lo que nos dijo ayer… con ese espíritu de fundadores que tienes en el corazón, hazte la pregunta…: “Señor, ¿qué debo hacer hoy? ¿Qué tenemos que hacer?
En camino sinodal – prosiguió el Santo Padre – la presencia de Jesús no nos encierra en nosotros mismos….

Hemos elegido caminar juntos: para caminar juntos es necesario que nos dejemos educar por el Espíritu en una mentalidad verdaderamente sinodal. (Discurso del 13.04.2023 a los Superiores Mayores)

Repitamos juntos: “Señor, ¿qué debo hacer hoy? ¿Qué tenemos que hacer?” “Sobre todo, dejar que nuestro corazón sea transformado por la emergencia que hemos vivido, dejar que Dios transforme nuestros criterios habituales de interpretación del mundo y de la realidad a través de este momento histórico”. Ya no podemos pensar sólo en preservar el espacio de nuestros intereses personales o nacionales…” (Discurso del 12.08.2022 para Vita Consecrata)

A la luz de las palabras del Santo Padre, realizaremos una serie de actividades de carácter espiritual, cultural e incluso popular con eventos que involucren a la comunidad en nuestro camino y puedan transmitir nuestros valores fundacionales. Seremos así más conscientes y responsables en dar testimonio de la amplitud del don carismático acogido por Madre Savina y entregado a todos nosotros. Responsables, sí, de acompañar y sostener a los pobres, a los más débiles, a los jóvenes y a todos aquellos que el Señor nos confía.

Pensemos juntos qué actividades permitirán a la Congregación ofrecer aportes para conocer los matices carismáticos vividos en los diferentes contextos sociales, en respuesta a las necesidades de nuevas y dramáticas formas de pobreza que se viven en los lugares donde se encuentran nuestras comunidades. Será un camino de preparación y verificación para cada miembro de la familia religiosa que cumple sus primeros 150 años de fundación.

Que este camino, tan fervoroso en iniciativas, nos transmita una renovación interior y un crecimiento en la misión que nos ha sido confiada, así como un asombroso descubrimiento de lo que el Señor nos tiene reservado, en su misterio de amor encarnado en un carisma dinámico y transformante.
Que las virtudes heroicas vividas por Madre Savina sean ejemplo y aliento para vivir nuestra consagración con una adhesión cada vez más profunda a la voluntad de Dios.

Saludo final – Les deseo a todos un año fructífero, un año en el que podamos, abriendo puentes entre las diferentes realidades, lograr una mayor sinergia y “apertura” de todo el mundo saviniano, a la realidad concreta de cada hermano y hermana.

Que el Señor bendiga, por intercesión de Madre Savina: a los niños, jóvenes, ancianos, madres solteras, migrantes y familias que, en amistad y fraternidad con las Hermanas de los Pobres de Santa Catalina de Siena, experimentan la Misericordia de Dios.

¡¡¡Feliz año saviniano!!!

Madre Liliana Quesada Dorado, SdP